Volver

6-09-18. El Hospital Clínico incorpora una nueva Unidad de Angiología y Cirugía Vascular

(06/09/2018) El Hospital Clínico Universitario de València ha incorporado recientemente una Unidad de Angiología y Cirugía Vascular, especialidad médico-quirúrgica responsable del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la red de vasos que forman parte del aparato circulatorio, lo que incluye el sistema arterial, venoso y linfático.

 

Hasta el momento, en el Hospital Clínico la patología vascular se trataba en el Servicio de Cirugía Cardiovascular por facultativos de dicha especialidad junto con el Servicio de Radiología Intervencionista.

 

A partir de ahora, este tipo de patologías serán tratadas de forma especializada por la Unidad de Angiología y Cirugía Vascular adscrita al Servicio de Cirugía Cardiovascular.

 

Esta nueva unidad ha ido desarrollándose en los últimos años junto con la dotación de facultativos especialistas en Angiología y Cirugía Vascular hasta el reconocimiento final de la unidad funcional y el nombramiento de Marta Zaplana como coordinadora. La Unidad está formada por los facultativos Francisco Guerrero Baena, Laura Gálvez Núñez y Ricardo Luna Urraca.

 

Novedades que incorporará la Unidad

 

La Unidad tiene como objetivo prioritario reducir la demora que ha existido hasta ahora para la valoración de pacientes y el tratamiento quirúrgico de éstos.

 

Entre las novedades y mejoras que incorporará la Unidad se encuentran la incorporación de un conjunto de terapias endoluminales para el tratamiento de la enfermedad venosa crónica (varices) y la cooordinación y trabajo conjunto con el Servicio de Radiología Intervencionista para optimizar y desarrollar técnicas mínimamente invasivas para el tratamiento de la patología arterial y venosa.

 

Del mismo modo, la Unidad trabajará junto al Servicio de Nefrología para dar asistencia más rápida a los pacientes con insuficiencia renal que precisan un acceso vascular para la realización de hemodiálisis.

 

Patologías más frecuentes

 

Las patologías más frecuentes tratadas por estas unidades son la enfermedad venosa crónica (varices), que puede suponer no solo un problema estético, sino comportar también serias complicaciones como la flebitis, trombosis, úlceras en las piernas etc.

 

Entre las enfermedades arteriales se encuentra la isquemia de las extremidades, es decir cuando las arterias envejecen de forma especialmente rápida si están sometidas a los factores de riesgo vascular como el tabaco, hipertensión, colesterol y diabetes, y la enfermedad aneurismática potencialmente mortal en caso de rotura.

 

Otra de las competencias de la Cirugía Vascular es la realización de accesos vasculares para hemodiálisis. Consiste en llevar a cabo la unión de una arteria y una vena para provocar un aumento del flujo y calibre de dicha vena y que con ella pueda realizarse la conexión a la máquina de hemodiálisis y el filtrado de la sangre en pacientes que sufren un fallo renal.