Volver

15-03-18. Neurofisiología del Hospital Clínico trabaja con grupos de terapia cognitivo-conductual para tratar el insomnio

- El 16 de marzo se celebra en Día Mundial del Sueño

- El centro atiende 350 consultas relacionadas con problemas de sueño, de ellas, aproximadamente un 30% están relacionadas con el insomnio

 

(15/03/2018) La Unidad de Sueño del Hospital Clínico Universitario de València ha puesto en marcha la tercera edición del Grupo de Tratamiento del Insomnio. Se trata de un programa en el que participan los especialistas y residentes de neurofisiología clínica y psicología clínica del centro.

Este grupo de terapia cognitivo-conductual está formado por un grupo de pacientes que han sido previamente evaluados y diagnosticados en la consulta de sueño y que reciben una formación con dos componentes clave: educación en sueño y psicoterapia. Se trata de uno de los pocos centros a nivel estatal, y el único en la Comunitat, que tiene en marcha un programa de estas características.

 

La puesta en funcionamiento de esta tercera edición coincide con la celebración del Día Mundial del Sueño, que cada año se celebra el viernes previo al equinoccio de primavera, y en el que se incide en la importancia de cuidar el sueño para una buena salud general.

 

Manuel de Entrambasaguas, experto en medicina del sueño y médico especialista en neurofisiología clínica del Hospital Clínico de València, ha explicado que " los resultados de los dos grupos de terapia anteriores son muy favorables, con una mejoría estadísticamente significativa en cuanto al índice de gravedad del insomnio y sus consecuencias".

"Hasta el momento han participado 28 pacientes, dado que son grupos pequeños, de entre 30 y 70 años aunque la mayoría son adultos de edad media, con similar presencia de hombres y mujeres".

 

El insomnio ocurre por un estado de hiperalerta que dura las 24 horas, y que por la noche causa una fragmentación del sueño, con frecuentes intromisiones de la vigilia o el sueño superficial en las otras fases del sueño, lo que da lugar a la sensación subjetiva de apenas haber dormido, y sobre todo, de un sueño no reparador.

 

Tal y como ha explicado Manuel de Entrambasaguas, "el insomnio puede ocurrir por tres motivos fundamentales: por una desorganización del comportamiento que va en contra de los mecanismos biológicos que favorecen el sueño, por preocupaciones o causas de sufrimiento de las que cuesta desconectar, y en tercer lugar, puede estar relacionado con otro problema de salud".

 

"La terapia cognitivo-conductual se considera el tratamiento de elección para el insomnio, por encima de los fármacos hipnóticos, incluso a medio y largo plazo. Esta terapia supone un mayor esfuerzo e implicación del paciente, ya que conlleva modificar malos hábitos previos y pensamientos incorrectos relacionados con el sueño, por lo que cuando se realiza con éxito, su beneficio es mayor y más duradero" ha añadido el especialista.

 

350 consultas relacionadas con problemas del sueño

El Servicio de Neurofisiología del Hospital Clínico de València atiende al año alrededor de 350 consultas relacionadas con problemas de sueño, de ellas, aproximadamente un 30% están relacionadas con el insomnio.

 

"En algunos pacientes con insomnio es necesario realizar también un estudio de polisomnografía, ya que el insomnio puede coexistir con otros trastornos del sueño, y es importante que en el diagnóstico y tratamiento se consideren todos los problemas del sueño en su conjunto", ha añadido Paula Cases, jefa del servicio de Neurofisiología.

 

Tal y como ha explicado los especialistas de neurofisiología del Hospital Clínico "el insomnio crónico es un problema en auge en todo el mundo. Aunque el consumo de fármacos hipnóticos está muy extendido en nuestro entorno para combatir el insomnio, en muchas ocasiones su uso es incorrecto. Estos fármacos, que suelen pertenecer al grupo de las benzodiacepinas o son derivados de estas, solo deberían usarse de forma seguida hasta unas cuatro semanas debido a que pueden presentar algunos problemas como tolerancia y dependencia".

 

Los especialistas inciden en la importancia de los hábitos de sueño para lograr una vida saludable, "con idéntica importancia a la que damos a la buena alimentación o el ejercicio físico", ha explicado. "Ante la sospecha de algún problema del sueño, lo primero es consultar con un especialista para tener un diagnóstico correcto que permita el mejor tratamiento para cada persona. En el insomnio, el componente cognitivo-conductual del tratamiento es fundamental".