Volver

25-05-17. El Hospital Clínico cumple 20 años de experiencia en intervenciones de cáncer avanzado con extensión peritoneal con la técnica de Sugarbaker

  • El centro fue el primero en España en introducir este tipo de cirugía en 1997

  • Se combina durante una misma intervención la cirugía de extirpación de toda la masa tumoral y la aplicación de quimioterapia intraperitoneal a alta temperatura

  • Hasta el momento el Servicio de Cirugía ha realizado más de 500 intervenciones de este tipo

 

El Hospital Clínico Universitario de Valencia ha celebrado unas Jornadas sobre el Tratamiento Quirúrgico de las Metástasis Peritoneales. El encuentro ha sido organizado por el Dr. Francisco J. Morera, del Servicio de Cirugía General. Con este acto se ha querido conmemorar el 20º aniversario del inicio del programa de Citorreducción y Quimioterapia Intraperitoneal Hipertérmica para intervenciones de cáncer avanzado, pionero en España e iniciado en 1997 en el Hospital Clínico de Valencia por el Dr. Gómez Portilla tras su estancia en Washington con el impulsor de la técnica, el Dr. Paul Sugarbaker. Fue el Dr. Bruno Camps, jefe de sección del Servicio de Cirugía del Hospital Clínico, quien pasó a hacerse cargo de este programa en el que ha invertido sus esfuerzos profesionales durante las últimas décadas, operando pacientes provenientes tanto de toda la Comunitat Valenciana como de resto del territorio nacional. El acto ha servido también para rendir homenaje al Dr. Camps, debido a la proximidad de su jubilación.

 

Las Jornadas constan de una cirugía en directo, en la que existirá una interacción entre los participantes y el quirófano, y luego unas ponencias y vídeos de la técnica impartidos por expertos nacionales integrantes del Grupo Español de Cirugía Oncológica Peritoneal, y una conferencia por parte de un experto con fama internacional y gran experiencia en este campo, el Dr. Olivier Glehen de l'Hôpital Lyon Sud, de Lyon, Francia.

Combinación de cirugía y la aplicación de quimioterapia intraperitoneal a alta temperatura

 

El programa de intervenciones quirúrgicas de cáncer avanzado por medio de la técnica "Sugarbaker" consiste en combinar durante una misma intervención la cirugía de reducción de todos los tumores y la aplicación de quimioterapia intraperitoneal (a través del peritoneo o membrana que cubre los órganos del abdomen) a altas temperaturas. El Servicio ha superado ya los 500 procedimientos mediante esta técnica.

 

El Dr. Bruno Camps, Jefe de Sección de Cirugía General del Hospital Clínico y el profesional que ha desarrollado el programa en el Hospital Clínico en las dos últimas décadas, explica que esta intervención se aplica fundamentalmente en tumores primarios del peritoneo (los mesoteliomas), tumores de origen digestivo (como los de apéndice, colon, estómago) así como los de origen ginecológico. "Esta intervención ha logrado aumentar la supervivencia de pacientes con este tipo de tumores gastrointestinales, ováricos o de otras etiologías que están diseminados y que antes de este técnica eran considerados casos inoperables" apunta.

 

Tal y como informa el Dr. Bruno Camps, "Esta técnica se usa para la carcinomatosis peritoneal, es decir, una diseminación de tumores de diferentes orígenes con metástasis peritoneales. Se trata de una intervención de máximo esfuerzo quirúrgico, es decir, se extirpan todos los tumores visibles y seguidamente y durante la misma intervención, se aplica quimioterapia intraperitoneal (administrada a través de catéteres en el abdomen) a altas temperaturas (42ºC) para acabar con aquellos restos tumorales que no somos capaces de ver a simple vista. Se demostró que aumentando el calor se potenciaba la acción del quimioterápico sobre las células malignas o tumorales y por tanto, su destrucción".

 

"Según la agresividad, el tipo de tumor primario, la extensión, el tiempo de evolución o que la cirugía sea completa o no, el tiempo de supervivencia oscila entre los 5 y los 15 años, cuando antes solamente era de meses. Al ser combinado, esta intervención está considerada como el tratamiento más completo, con intervenciones que pueden durar entre las 6 y 10 horas" matiza el Dr. Camps.