Volver

11-04-17. El Hospital organiza una jornada que aborda la humanización y sedación del paciente crítico

 

El Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Clínico de Valencia ha organizado la Jornada de humanización y sedación del paciente crítico, un encuentro que ha contado con profesionales de todo el país y que ha tenido como objetivo difundir y debatir entre los profesionales implicados en el cuidado del paciente crítico la humanización de los cuidados intensivos, enmarcado en el conocido como proyecto HU-CI liderado por el Dr. Gabriel Heras, del Hospital Torrejón de Ardoz y uno de los ponentes. El eje central de la jornada ha sido el aspecto que atañe al bienestar del paciente íntimamente relacionado con la sedación y ha contado con más de 100 asistentes.

 

Tal y como ha explicado la Dra. Marisa Blasco Cortés, jefa de Servicio de medicina intensiva del Hospital Clínico y una de las organizadoras de la jornada "según algunos estudios entre un 42-72% de los pacientes van a requerir sedación en algún momento de su estancia en la Unidad, siendo las causas más frecuentes la ansiedad y la agitación (70%). Los motivos de la sedación pueden ser muy diferentes, pero en la mayoría de los casos buscan disminuir la respuesta al estrés y proporcionar comodidad; conseguir que el enfermo tolere las técnicas requeridas para su tratamiento (como la ventilación mecánica invasiva) o fines terapéuticos (como en la hipertensión intracraneal o las crisis comiciales)"

 

"Uno de los objetivos contempla el hecho de que se escuchen todas las voces de los profesionales que trabajamos en Medicina Intensiva. El personal de enfermería juega un papel fundamental en el cuidado del paciente crítico y no debe mantenerse al margen en la planificación e implementación de todo tipo de protocolos" ha explicado.

 

De una medicina centrada en la enfermedad a una centrada en el enfermo

 

Tal y como se explicó en la jornada hay una tendencia a la humanización de las UCI en los últimos años. "Hemos evolucionado favorablemente en este campo, precisamente porque partíamos de una situación distinta, con una medicina más centrada en la enfermedad que en el enfermo. Creo que con la entrada en el nuevo siglo se ha producido un giro progresivo pero persistente en la diana de nuestro quehacer diario, de forma que ha ganado protagonismo el paciente en todos los ámbitos sanitarios" explica la Dra. Blasco.

 

"En Medicina Intensiva como en cualquier otro ámbito médico ha habido cambios y si concretamos por ejemplo en el tema de la sedación hemos pasado de tener pacientes totalmente sedados a plantear una "sedación dinámica" que garantiza el confort y bienestar del paciente, con un mayor énfasis en el tratamiento del dolor y apostando por una sedación más ligera, monitorizada y evaluada dinámicamente, el objetivo sería conseguir una "sedación cooperativa". Se trata de alcanzar niveles de analgesia óptimos que permitan disminuir las necesidades de sedantes, reducir la respuesta al estrés y facilitar los procedimientos diagnósticos y terapéuticos" indica la Dra. Blasco.

 

Proyecto de humanización en la UCI del Hospital Clínico

 

En el Hospital Clínico hay una apuesta por sumarse al Proyecto HUCI. En los últimos meses se han incorporado algunas medidas para hacer la estancia más cálida y humana que redunde en un beneficio para pacientes y familiares.

 

"Estamos comprometidos en la participación en la formación y difusión del proyecto HUCI tanto del personal médico como de enfermería. Ya se han iniciado algunos cambios como monitorización del ruido ambiental, instalación de sistemas de aviso para cada paciente, ampliación del horario de visitas. Asimismo existen proyectos encaminados a la protección de la intimidad de los pacientes, cuidados no estrictamente sanitarios tanto a pacientes como a familiares y profesionales" explican los profesionales del Servicio.

 

"En el ámbito concreto de la sedación se han puesto en marcha de manera conjunta con enfermería Protocolos de sedo-analgesia que permitan un mejor manejo del paciente garantizando el confort y evitando en lo posible la Sobresedación (programa Sobresedación Zero)".