Visualització de contingut web Visualització de contingut web

Tornar

29-01-20. Tres bones pràctiques sanitàries de la Comunitat participen en una reunió d'experts europeus amb el propòsit d'avançar en les estratègies de cures integrades

Tres buenas prácticas de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública han participado, junto a Cruz Roja Española, en una reunión de expertos europeos con el propósito de avanzar en las estrategias de cuidados integrados. La reunión se ha celebrado en Roma, con el apoyo de la Comisión Europea a través de su proyecto de investigación VIGOUR (Evidence-based guidance to scale-up integrated care in Europe).

 

Las buenas prácticas participantes son el programa CARMEN, dedicado a la promoción de la salud en el perfil específico de la mujer, y el programa del Centro de Salud de República Argentina, que integra agentes sociales en actividades de promoción de salud. Ambas se desarrollan dentro del Departamento de Salud Clínico-Malvarrosa, bajo la dirección de Antonio Cano, jefe de Servicio de Ginecología del Hospital Clínico, y Remei Raga, médica de familia del Departamento Clínico-Malvarrosa, respectivamente. Cuentan con la participación de la Universidad de Valencia y con el programa "Salud Constante" de Cruz Roja, contra el aislamiento social, dirigido por la doctora A. Pérez. La tercera buena práctica es el Programa ACTIVA del Departamento de Salud del Hospital General, dirigido por Carolina Mir. Las tres conforman la la presencia valenciana en esta estrategia europea apoyada por alrededor de 4 millones de euros de los programas de CHAFEA, la Dirección General de Salud de la Comisión Europea.

 

 

Los cuidados integrados constituyen una respuesta eficaz, ampliamente reconocida, a los nuevos retos de la atención médica contemporánea. La creciente complejidad de los pacientes, en buena parte debida al alargamiento de la expectativa de vida, genera necesidades de nuevos enfoques y estudios.

 

La multi-morbilidad (pacientes que acumulan patología como diabetes, enfermedades neurológicas, etc) o discapacidad, son mucho más prevalentes en la actualidad porque la población de edad avanzada crece a un ritmo vertiginoso. Paralelamente, fenómenos antes infrecuentes, como el aislamiento social o la dependencia, se convierten en una realidad.

 

Los cuidados integrados pretenden entrelazar de forma armónica distintos perfiles de profesionales para conformar una respuesta eficaz frente a las nuevas demandas. Pero hay también una integración en horizontal, en la que hay un papel decisivo para los servicios sociales, organizaciones no gubernamentales como la Cruz Roja, entidades sociales e incluso los propios pacientes.